Estatua del Papa Juan XXIII

La estatua se encuentra en la Isla de la Catedral desde 1968 y es uno de los símbolos de Wroclaw.

El Papa Juan XXIII fue el papa que reconoció el orden establecido después de la Segunda Guerra Mundial: la administración eclesiástica polaca en el oeste y el norte.

La estatua, junto con la base, tiene 5,2 metros de altura. Su autor es la escultora Ludwika Nitsch, que diseñó, entre otros, la Sirena de Varsovia.

La estatua no fue financiada ni por cotizaciones sociales ni fondos de la Iglesia, sino por las autoridades de la República Popular de Polonia.

Juan XXIII pasó a la historia sobre todo como el iniciador del Concilio Vaticano II.

Galería

Más lugares