Jardín Ossolineum

Antes de la Segunda Guerra Mundial, la plaza era un campo de juegos del instituto de enseñanza media que se encontraba en la vecindad. Hoy es un lugar de descanso de turistas que visitan el Casco Antiguo de Wroclaw.

En el jardín se encuentra uno de los pocos monumentos de Wroclaw dedicados a las víctimas de la Primera Guerra Mundial: la figura de Cristo de Theodor von Gosen, dedicada a los alumnos y profesores del Colegio de San Matías. El segundo monumento está dedicado a Angelus Silesius, poeta barroco.

Galería

Más lugares