Monumento a Boleslaw Kominek en Wroclaw

El monumento fue inaugurado el 3 de diciembre de 2005 con motivo del 40° aniversario de la carta de los obispos polacos a los obispos alemanes.

El Cardenal Boleslaw Kominek, de Silesia, el ordinario de la Arquidiócesis de Wroclaw, fue el iniciador y el autor principal de la carta de los obispos polacos a los obispos alemanes con las famosas palabras „Perdonamos y pedimos perdón”. La dimensión política y social de la carta tuvo un impacto en la reactivación de las relaciones polaco - alemanes después de las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial.

El cardenal está presentado en un traje pontifical y sostiene en una mano una paloma. Es el símbolo de la paz y de la carta dirigida a los obispos alemanes. En la parte inferior del monumento se encuentra la inscripción en polaco y en alemán: Cardenal Boleslaw Kominek (1903-1974) “Perdonamos y pedimos perdón”.

El monumento está situado en una plaza pública con jardín, en la Isla Piaskowa, cerca del puente Tumski en Wroclaw, en la entrada al Ostrów Tumski (Isla de la catedral). El monumento fue construido por incitativa de Rafał Dutkiewicz, el alcalde de Wroclaw. El autor de la obra es el escultor Sławoj Ostrowski, profesor de la Academia de Bellas Artes de Gdansk.

Cada año, el 10 de marzo, el aniversario de la muerte del cardenal, se depositan flores en su monumento.

Galería

Más lugares