Museo de Pan Tadeusz

Es un lugar único en el mapa literario de la ciudad, de Polonia y de Europa. No solo muestra el manuscrito de Mickiewicz.

En este museo no solo hay exposiciones permanentes y un amplio programa de exhibiciones, sino sobre todo actividades educativas e innovadoras que interactuarán con los programas de arte, ciencia y editoriales.

No será necesario persuadir a los interesados para que vengan a visitar el museo. Los que tienen prejuicios a la literatura o a las epopeyas de nuestro poeta Adam Mickiewicz, se convencerán por una exhibición multimedia bien diseñada (que incluye, entre otros, la tecnología Oculus con la que, gracias unas las gafas especiales, podremos experimentar un viaje virtual en el espacio, el vídeo mapping, que se mostrará en las paredes del patio del museo, las pantallas de vapor en las que se visualizarán escenas de películas, y por último, el avatar que será utilizado en las actividades educativas para niños).

Hay varias instalaciones también para los invidentes, personas con discapacidad auditiva y personas en sillas de ruedas. Estas instalaciones incluyen, entre otros: recorridos designados para los invidentes (con líneas especiales en el suelo), textos en braille o relieve (imágenes convexas para su visualización mediante el tacto), bucles de inducción especiales que amplifican el sonido en los audífonos. Hay ascensores para llegar a cada nivel de la exposición.

En el Museo Pan Tadeusz, el manuscrito de la obra maestra de Adam Mickiewicz no es la única atracción. En torno a ella se han sido diseñado las 18 salas de exposición, se han recogido 700 obras históricas, 100 juegos, aplicaciones y elementos de animación, y se han escogido los más importantes temas en cada sala del museo.

En el Museo Pan Tadeusz hay, entre otras, salas dedicadas a las costumbres tradicionales de la antigua Polonia: tanto costumbres oficiales como privadas, lo que incluyen las oficinas gubernamentales, caza y costumbres privadas con la cultura de la casa, de la mesa etc. Por otro lado, en la sala llamada «Wolność» [Libertad] podremos trazar cómo durante siglos se entendía la libertad de la nobleza, así como la libertad personal, artística y política, y todo ello con una buena selección de multimedia y exposiciones especiales dedicadas de las colecciones del Ossolineum, o también otras prestadas de Lviv o de Cracovia.

En la sala "„Powidoki”  maravillan al visitante cuatro pantallas de vapor, en las que se muestran escenas de las películas de  escuelas polacas. La película se convirtió en un medio que trasladó perfectamente el mito del romanticismo a la cultura contemporánea de la  pop cultura a través tendencia llamada Escuela Polaca del Cine, en la que muchos artistas con talento realizaron sus obras, como Marcin Hamkało, actual director del Museo del Pan Tadeusz.

Al pasar a los gabinetes „testigos de la historia”, pasamos por el ciudadano „Piszczyk” de de la „Zezowatego szczęścia” de Munk, o al famoso film de Andrzej Wajda, „Cenizas y diamantes”.

Por otro lado, el pasillo perfectamente diseñado  (imitando un muro de la época comunista cubierto con inscripciones) nos llevará fuera la sala "„Powidoki”  hasta llega al “Gabinete de los testigos de la historia“, de Wladyslaw Bartoszewski y Jan Nowak-Jeziorański, ex director de la Radio Europa Libre.

La educación es uno de los elementos más importantes. Se han preparado escenarios especiales para impartir clases. Es algo muy interesante, y las discusiones acerca de „Pan Tadeusz” pueden ser muy acaloradas, por no hablar de la posibilidad de vestirse con trajes de la época (se proporciona esta posibilidad a los estudiantes), o hablar sobre el avatar (este personaje lo crea un animador que lleva un traje especial con sensores y que permanece de pie en otra habitación). En la oferta también hay actividades de fin de semana con una oferta para las familias y talleres para adultos y grupos escolares, por ejemplo, actividades artísticas, literarias, e incluso gastronómicas.

Galería

Eventos relacionados

Más lugares