Los misterios del Escudo de Breslavia

Dos Santos Juan, el águila, el león y la letra "W". Se puede ver en muchos lugares, por supuesto, en el ayuntamiento, en las bocas de acceso a las alcantarillas o postes de iluminarias. ¿Qué significan sus elementos, de dónde vienen y qué importancia tienen?

– Sobre nuestro escudo se podría estar hablando durante muchas horas. Es uno de los pocos, quizás incluso el único en esta parte de Europa, que cambió con tanta frecuencia sus figuras. Hay ciudades que no modificaron en absoluto su escudo. Esto fue una prueba de que el gobierno y los monarcas no deberían influir en ellos, dice el profesor Rościsław Żerelik, medievalista en la Universidad de Breslavia, quien añade que los cambios del simbolismo hacen que incluso los especialistas puedan perderse en ello. En cada época los monarcas o los burgueses añadieron o modificaron algo.

Empezó a partir del sello del siglo XIII

Por primera vez el blasón, que se puede considerar como el del municipio, surgió en los tiempos del reinado del duque Enrique III el Blanco, en el sello municipal de los años 1261-1262. Era un águila bicéfala. El documento con este sello se conservó en Dresde. Es curioso que después de la Segunda Guerra Mundial el profesor Karol Maleczyński, un eminente medievalista de Breslavia, consideró que se trataba de dos mitades de un águila y en 1948 se creó el escudo compuesto de la mitad del águila blanca polaca y de la otra mitad del águila negra de Silesia de la dinastía de los Piastas. Tenía como objetivo simbolizar el regreso de las raíces Piastas de Breslavia a la madre patria. Según otros historiadores esto fue un error, porque el águila del siglo XIII no se componía de dos mitades de águilas, sino de un águila con dos cabezas. Pero entonces este águila bicéfala se asociaba con los escudos de los ocupantes.

Primer escudo

Sin embargo el águila bicéfala desaparecería muy pronto de los sellos municipales y surgiría el águila de una sola cabeza, el emblema de los Piastas de Silesia que iría a convertirse de forma permanente en uno de los símbolos de Breslavia. El águila de los Piastas la usaba también la Junta del gobierno local y el alcalde pedáneo. En cambio el gobierno municipal, recién creado a principios del siglo XIV, tenía en sus sellos a san Juan Bautista debajo de su puerta (con la elección de la imagen no hubo ningún problema porque san Juan Bautista era el patrón de la catedral y del obispado de Breslavia. Con el paso del tiempo en los sellos de la ciudad se comenzó a representar tan solo la cabeza de san Juan Bautista en una bandeja. (na misie, en una escudilla)

Al mismo tiempo en el año 1345 se fundó en el ayuntamiento la capilla bajo la advocación de san Juan Evangelista, quien precisamente entonces se convirtió en el patrón de las autoridades municipales, y san Juan Bautista en el patrón de la ciudad. En el simbolismo de la ciudad había entonces dos santos y un águila. En el siglo XV se añadió todavía la letra "W". Se admite que esta letra proviene del fundador de la ciudad, el duque Wratislav. La letra "W" la usaban los empleados municipales encargados de la defensa (aparecía en los escudos), y también los soldados rasos que velaban por el orden de la ciudad. A mediados del siglo XIV el ducado de Breslavia pasó a estar bajo el poder de los checos, de quienes llegó a nosotros el león con dos colas.

Śan Juan Evangelista a cambio de santa Dorotea y una manada de más de 200 caballos

Al principio los checos dirigieron su atención hacia el patrón principal de la ciudad y su león. El primer escudo de Breslavia del siglo XIV se estableció muy probablemente en la corte del emperador Carlos IV. La cabeza de san Juan Bautista ocupa dos espacios de forma alterna, mientras que en los otros dos aparece el león checo con una corona. Puede verse en un lugar del mundo – en la sala de escudos del castillo de Lauf, cerca de Núremberg.

En 1526 Silesia junto con el Reinado de los checos pasó a estar bajo el poder de los Habsburgos.

– Entonces surgió la idea de crear un escudo digno de tan gran ciudad como era Breslavia. Se preparó entonces un escudo con una superficie dividida en cinco partes, en las cuales estaban los dos santos, el águila de los Piastas, el león y la letra "W" – cuenta el profesor Rościsław Żerelik.

Se cometió un error. En el texto que describía el escudo san Juan Evangelista fue sustituido por santa Dorotea.

– ¿De dónde surgió este error? Quizás porque entonces el escribano municipal experimentado fue sustituido por otro joven e inexperto, y en el ayuntamiento había una herma con las reliquias de santa Dorotea – cuenta el profesor Rościsław Żerelik.

¿Qué se podía hacer? El profesor cuenta que los concejales se exasperaron, tomaron dinero y fueron a Ausburgo a ver al Vicecanciller del emperador Carlos V y se corrigió el error a cambio de dinero. Una cosa es cierta, en el año 1530 este error les costó a los concejales una gran fortuna con la cual se podía comprar una manada de más de 200 caballos.

De 1530 a 1938 en cuanto al escudo no hay novedades

En esta época el escudo es utilizado en diferentes lugares de la ciudad. Es forjado y esculpido en los edificios municipales. Aparece en los sellos y está impreso en los libros. Con el paso del tiempo cambia un poco. A finales del siglo XIX el eminente heraldista alemán Otto Hupp, a petición de las autoridades municipales, uniformizó las figuras del escudo.

– Sin embargo en los años 20 -30 del siglo XX debido a diferentes tipos de modernismo se empezó a experimentar con el escudo y a veces se pueden ver escudos modernos de la época de los alemanes que resultan verdaderamente extraños – dice con una sonrisa el profesor Rościsław Żerelik.

Demasiados santos para los nazis

En 1938 los alemanes llegaron a la conclusión de que en el escudo había demasiados motivos eslavos y de los santos cristianos. Les exasperaba el león de los checos porque simbolizaba un país que en verdad ya no existía. Tan solo no pusieron ninguna objeción al águila de los Piastas, porque a estos los consideraban como a uno de los suyos, es decir, como a alemanes, ya que a partir de la época de Enrique el Barbudo una parte de los Piastas hablaba alemán.

El nuevo escudo de los nazis de Breslavia tenía dos espacios. En la parte superior se colocó el águila de los Piastas de Silesia en la versión ampliada de Prusia. En cambio en la parte inferior se puso la Cruz de Hierro, fundada en el año 1813 en Breslavia durante la guerra de la independencia contra Napoleón. Su diseñador fue el famoso propagandista de la Alemania de Hitler, Hans Herbert Schweitzer-Mjölnir y por ello su forma recordaba al escudo del III Reich, el águila con la esvástica.

La vuelta a la tradición

Resulta curioso que justo después de la guerra se restableciera por un breve período el escudo de los nazis, cambiando tan solo el nombre de Breslau por Wrocław (esta fue la única extravagancia cometida una sola vez por un diseñador de Cracovia y que nunca volvió a darse aquí en Breslavia). El escudo tradicional con cinco espacios volvió todavía a Breslavia en 1945. Sin embargo dado que a los comunistas les molestaban los santos y el león de los checos, entonces en 1948 el escudo volvió a sufrir cambios. Hasta 1990 tuvimos en el escudo dos mitades de águilas – la blanca de Polonia y la negra de Silesia.

Anteriormente Breslavia había enviado a Varsovia el escudo con cinco espacios, en el cual el león checo fue sustituido por el águila polaca pero, a propuesta de un concejal, en la versión "PKWN-u" (Comité Polaco de Liberación Nacional), que no tenía mucho que ver con el águila estatal. Sin embargo esta propuesta no obtuvo la aprobación de la capital – explica el profesor.

En 1989, todavía antes de las elecciones, se convocó en Breslavia una Comisión de Heráldica para elaborar el nuevo escudo para la ciudad, sobre el cual decidió la nueva Junta de gobierno local en junio de 1990. Originariamente san Juan Bautista miraba directamente (la cara estaba en face). En 1995 esta figura se modificó y ahora tenemos el perfil de la cara del santo (algunos dicen que se trata de la así llamada cabeza tártara).

– No hay razón para modificar el escudo. Los cambios los propone la Junta del gobierno local y tiene que aprobarlos una comisión especial junto con el Ministerio de la Administración. No resulta fácil, porque esta comisión es bastante rigurosa y acepta los cambios muy raras veces – subraya el profesor Rościsław Żerelik.